MENS SANA IN CORPORE SANO


Written on 20 agosto, 2015 – 10:34 am | by noticiasdelmundo

cosas-que-hacer-en-madrid-mens-sana-corpore-sanoComo decía Diego de Saavedra Fajardo, diplomático y escritor español (1584- 1648): “No está la felicidad en vivir, sino en saber vivir”.

Y es que si algo se ha mantenido a lo largo de los siglos es la constante búsqueda de la felicidad por parte del hombre. Tal y como sugiere Saavedra, esta búsqueda más tiene que ver con la sencillez que con lo complicado, hacia lo que muchos hombres tienden de manera casi natural en este camino, y es que, la felicidad no es un objetivo sino un proceso, un camino en sí mismo: saber vivir y no vivir para conseguir.

La vida urbana, el ritmo de la ciudad y todos sus estímulos parecen irreconciliables con este camino en el que existe mucha relación con el hecho de mantener hábitos de vida sana, pero lo cierto es que hay muchas cosas que hacer en Madrid y que permiten mantenerte en este recorrido hacia el tesoro más anhelado de todo hombre.

En este camino, de aprender a vivir para vivir felices, mucho tiene que ver el hecho llevar una vida saludable, pues una vez más sería un error vivir pensando en un objetivo sin disfrutar el camino que realizamos día a día hacía él. Por vida sana no solo nos referimos a hacer ejercicio y comer mucha verdura, que también, sino más bien a mantener una mente sana. Para lograrlo todo nuestro cuerpo debe funcionar correctamente.

Nuestro cuerpo no es una máquina que funciona por separado, es más bien una máquina perfecta en la que si una pieza no está bien, ésta afectará al correcto funcionamiento del resto y viceversa. Estas partes de nuestra máquina suelen dividirse en 2: mente/ cuerpo, material/ inmaterial. Es difícil que la mente funcione bien si tu cuerpo no lo hace y al revés. Como si de una orquesta sinfónica se tratase, todos los instrumentos deben sonar afinados para que el conjunto sea melodioso.

Todas las partes son igual de importantes: el bienestar físico es imprescindible para el bienestar psíquico y al revés. Empezando con la parte física, ésta no es importante porque vivamos en la sociedad de la imagen y por ello haya que estar delgados. Multitud de estudios han venido a demostrar la relación directa entre la práctica de deporte y la sensación de felicidad gracias a la secreción de endorfinas que provoca el deporte en nuestro cerebro.

Además del deporte, llevar una dieta equilibrada ayuda a esa armonía mente-cuerpo. Si bien es cierto, que con el ritmo de vida actual llevar a cabo este segundo requisito se vuelve complicado, te dejamos una receta fácil, barata y sana para ayudarte a ello:

Crema de zanahoria con jengibre.

Solo necesitas 5 zanahorias, media cebolla y un trozo de jengibre.

●     Pela y pica la zanahoria, la cebolla y el jengibre y échalo todo en bol.

●     Añade un chorrito de aceite, tápalo con un film transparente y cocínalo 10 minutos en el microondas.

●     Una vez cocinado añade un poco de caldo de pollo

●     Tritúralo con la batidora para que te quede una crema,

●     Salpimentar al gusto y listo.

Pero no solo el deporte y una dieta sana consigue que nuestra mente posea una sensación de felicidad, la parte psíquica también debe de ser ejercitada y para ello hay métodos, ejercicios y actividades que ayudan a ello.

La práctica de la meditación es uno de ellos, hoy en día parece complicado y suena hasta incomprensible que un hombre dedique su tiempo a “la nada” en un mundo saturado por estímulos y cosas, pero lo cierto es que esta práctica ha ayudado y sigue haciéndolo a muchos hombres a alcanzar el equilibrio y la plenitud en su vida. Iniciarse requiere disciplina, pero los beneficios son infinitos. Pablo D´Ors en su libro “Biografía del silencio” nos ofrece una bellísima e interesante reflexión acerca de esta disciplina.

Tan importante es saber estar a solas, como el hecho de compartir. El hombre es un animal social -que decía el famoso filósofo griego-, es por esto que el hecho de compartir sentimientos, experiencias y vivencias es importante en las personas. La felicidad nunca llegaría a ser plena si no tienes a nadie con quién compartirla.



Sorry, comments for this entry are closed at this time.